La justicia australiana condenó al cardenal George Pell (77 años), considerado el tercer hombre más poderoso del Vaticano al ser tesorero de la Santa Sede, por haber abusado sexualmente de dos adolescentes en la catedral de Melbourne en 1996, durante su primer año como Arzobispo.

La noticia se destapó el pasado martes 26 de febrero, cuando el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, confirmó que Pell ya no era más el prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, cargo que ocupó desde el 2014 hasta el pasado domingo 24.

Aunque la decisión judicial fue emitida en diciembre del 2018, se conoció que la justicia australiana prohibió, desde junio del 2018, que se divulgue el juicio para evitar que este influyera en otros hechos investigados.

De acuerdo con información brindada por el Vaticano, Pell fue detenido el pasado miércoles al ser declarado culpable de cinco delitos, cada uno con una pena máxima de 10 años. Sin embargo, la sentencia oficial será dictada el próximo 13 de marzo.

El portavoz de la Santa Sede también informó que la Congregación para la Doctrina de la Fe y que el propio Papa Francisco han confirmado las medidas cautelares para garantizar el curso de la justicia: prohibir al cardenal ejercer el ministerio público y todo tipo de contacto con menores de edad.

George Pell fue ordenado sacerdote en 1966, en el 2003 fue nombrado cardenal y en el 2013 empezó a formar parte del Consejo de Cardenales. También ha sido considerado como el principal líder católico de Australia, como arzobispo de Melbourne y posteriormente de Sídney. Incluso, luego de la renuncia del papa Benedicto XVI en el 2013, fue voceado como su posible sucesor.

Fuente: Religión digital



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.