El cardenal Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo (Perú), ha asegurado -el pasado 10 de marzo- que se ha solicitado al Vaticano que disuelva el Sodalicio de Vida Cristiana (SVC) tras la demostración de que su fundador, Luis Fernando Figari, cometió abusos sexuales. Así lo afirmó el purpurado durante el programa ‘A pensar más’, emitido por la emisora peruana Radio Santa Rosa, en el que habló, entre otros temas, sobre los abusos sexuales en el seno de la Iglesia.

Al abordar el tema del SVC, el cardenal aseguró que su clausura es algo en lo que están de acuerdo desde “la presidencia” de la Conferencia Episcopal Peruana hasta “los obispos”. “Yo personalmente pienso, cuando una organización religiosa ha delinquido, porque hay que decirlo así, desde el punto de vista de abusos sexuales y la parte económica, que hay también problemas, hay que disolverla; y ese es el punto en que nosotros estamos en ese camino, y me consta, que la Santa Sede está en ese camino”, afirmó el jesuita.

“Hay gente buena dentro del Sodalicio, entonces no podemos meter en un solo saco”, añadió Barreto, “el problema de fondo es que el fundador está, no solamente seriamente cuestionado, sino que repito, es una persona pervertida y una persona así no puede transmitir y alentar la santidad de vida que el mismo papa Francisco en una exhortación apostólica manifestó”.

Ayudar a los que están dentro

“Mi posición personal”, continuó Barreto, “es que debe disolverse esta organización religiosa y que definitivamente se pueda ayudar a aquellos que están dentro, a que puedan vivir con una autenticidad de vida”. “Esta es la propuesta que muchos estamos hablando, y no es que el papa Francisco ni los organismos de la Santa Sede están en desacuerdo, sino que estamos en ese camino”, aseguró el arzobispo.

En febrero de 2017 el Sodalicio presentaba un informe sobre distintos casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la comunidad contra adultos y menores, así como por su propio fundador, el laico Luis Fernando Figari, quien más adelante sería sancionado por la Santa Sede y entregado a la fiscalía peruana.

“Figari y tres exsodálites habrían cometido abusos sexuales que afectaron a 19 menores de edad y 10 adultos”; que “tres sodálites y un exsodálite habrían abusado sexualmente de 7 adultos”, concluía el informe, subrayando que el último caso del que se tiene constancia ocurrió en el año 2000.

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.