El pasado 9 de julio, la Diócesis de Chimbote se pronunció acerca de la decisión del Gobierno de permitir la exploración y explotación de hidrocarburos en las costas de Santa, Casma y Huarmey, teniendo como contexto una pandemia de por medio, lo cual -en palabras de la Iglesia- agrava la situación.

“Esta decisión la tomó un expresidente acusado de corrupción en víspera de su renuncia, y hoy la retoma otro presidente en el momento más inoportuno, lo que causará la reacción de la población en su legítima defensa”, se lee en el comunicado.

La Iglesia de Chimbote se muestra abiertamente en contra de esta decisión por las siguientes razones: el mar de Chimbote, Casma y Huarmey es base alimentaria para la población; ofrece trabajo a más de 93 mil personas, el Estado peruano no evidencia una estrategia de remediación de impacto petrolero; el Decreto Supremo no se ajusta a la verdad y la empresa Perú Petro acusa a los opositores de este proyecto de crear campañas de desinformación.

“La persona humana, en su relación con el medio ambiente, busca vivir su identidad de manera digna y propia de una ecología integral”, agregan. En su lugar, la diócesis invita a explorar alternativas sostenibles y no contaminantes; asumir una ecología integral que impulse la investigación para el bien común e invite a mantener la dignidad del hombre y la sacralidad de la naturaleza; así como respetar la voluntad de la población.

Puede leer el documento completo, haciendo clic en el siguiente enlace: Comunicado de la Diócesis de Chimbote sobre explotación de hidrocarburos en Santa, Casma y Huarmey



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.