Distintas organizaciones de la sociedad civil, entre ellas CooperAcción, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Red Muqui y Derechos Humanos sin Fronteras, exigen al Estado que las demandas de los habitantes de Espinar, Cusco, se resuelvan lo antes posible mediante el diálogo. Así lo hicieron saber en un comunicado emitido el pasado 1 de agosto.

“El conflicto de Espinar no es nuevo. La provincia convive por casi 40 años con la actividad minera. Sin embargo, esta no ha contribuido a mejorar de manera significativa las condiciones de vida de la población. Esta pandemia ha sacado a la luz problemas estructurales, como la persistencia de la pobreza. Al mismo tiempo, la población de Espinar vive los impactos negativos de la minería que vulneran sus derechos”, indican en el mensaje.

Además, señalan que, en estas semanas, se han producido enfrentamientos, los que llegaron a su momento de mayor violencia entre los días 19 y 22 de julio, resultando 3 personas con heridas de bala y decenas con perdigones, así como el hostigamiento al personal médico del hospital de Espinar que atendía a los manifestantes.

El pedido se da tras la reactivación de la protesta social en esta zona, por lo que solicitan que el diálogo garantice el cumplimiento de acuerdos y el respeto de los derechos humanos.

Asimismo, demandan la investigación y sanción correspondiente hacia la actuación violenta y represiva de las fuerzas del orden contra los pobladores que acatan un paro indefinido desde hace más de 20 días.

Fuente: Servindi



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.