La comunera Máxima Acuña Atalaya venció a la minera Yanacocha. Lo hizo en el más alto tribunal de justicia en el país, con lo que termina el proceso penal que le inició la minera por la posesión de la parcela “Tragadero Grande”.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia ratificó que Máxima Acuña Atalaya no cometió usurpación agravada al tomar posesión de la parcela “Tragadero Grande”, en agosto del 2011.

La Corte Suprema del Poder Judicial ratificó este miércoles la absolución a favor de Máxima Acuña y su familia del presunto delito de usurpación agravada de terrenos, declarando así infundado el recurso de casación presentado en su contra por la empresa minera Yanacocha.

Junto a ella fueron absueltos sus familiares Jaime Chaupe Lozano, Ysidora Chaupe Acuña y Elías Chávez Rodríguez, acusados del mismo delito.

Al conocerse la decisión judicial, Yanacocha respondió que acataba la sentencia, pero que continuará reclamando en la vía civil la propiedad del terreno.

“Yanacocha respeta la resolución de la Corte Suprema en este proceso penal y continuará defendiendo los derechos de la empresa a través de los procesos civiles aún pendientes”, indicó Javier Velarde, vicepresidente y gerente general de asuntos corporativos de la minera.

Agregó que, sin perjuicio de los procesos civiles, trabajarán “para lograr una solución justa y duradera a esta disputa de tierras mediante un diálogo directo y de buena fe con la familia Chaupe”.

Litigio

Minera Yanacocha asegura que compró el terreno a Minas Conga el 27 de febrero del 2001, y que tiene la posesión por haber construido un camino carrozable y una garita de control.

Por su parte, Máxima Acuña y su esposo, Jaime Chaupe Lozano, sostienen que tienen la propiedad desde 1994, lo que acreditan con un Certificado de Posesión expedido por la Comunidad Indígena de Sorochuco, del 16 de enero de 1994.

Pero el conflicto estalló el 10 de agosto del 2011, cuando Yanacocha denunció a Máxima Acuña por usurpación agravada.

Sin embargo, los jueces de Cajamarca y ahora la Corte Suprema dicen que no se demostró que la familia Chaupe Acuña cometió violencia al ingresar a “Tragadero Grande”.

Además, los informes policiales del 18 de agosto y 5 de setiembre no demuestran ninguna violencia.

Al contrario, señalan los jueces, los reportes policiales muestran que Máxima Acuña tenía la posesión pacífica desde hace mucho tiempo, por los sembríos que encontraron los policías.

Enlace a la fuente: Triunfo de Máxima Acuña en litigio contra Yanacocha

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.