Desde hace unas semanas atrás las orillas del rio Napo, en el distrito del Napo se encuentran plagados de oreros (buscadores de oro) ilegales, que sin tener en cuenta que en la cuenca habitan 105 comunidades indígenas y campesinas vienen contaminando las aguas del rio, elemento que todos los pobladores de la cuenca utilizan diariamente para preparación de sus alimentos, para beber y bañarse, sin embargo esto no es importante para esta mafia de colombianos que vienen operando en la cuenca sin que ni autoridades locales ni regionales hagan algo para eliminar este problema hasta la fecha. A pesar de que hay un estudio de nivel de contaminación de los aguas con metales pesados, realizado por el centro de salud de Santa Clotilde, y presentado al gobierno regional y Diresa, poco o nada le interesa al actual gobierno regional esta situación.

Ante este realidad que se vive en cada variante del rio, las comunidades indígenas y campesinas, con el apoyo del Vicariato Apostólico San José del Amazonas, se han organizado y han conformado comités de vigilancia para cuidar sus zonas por comunidades, pero esto es insuficiente y arriesgado a la vez ya que estas mafias organizadas vienen amenazando a las autoridades de las comunidades y poniendo en riesgo sus vidas y la de sus familiares. Este problema se transmitió a las autoridades de la región para que tomen cartas en el asunto sin embargo hasta la fecha no pasa nada y estas mafias siguen operando libremente, motivo por el cual el Señor Alex Capinoa Noteno y Edwin Saboya, presidentes de 2 comités de vigilancia representantes de 27 comunidades, están buscando el apoyo en la ciudad de Iquitos para que esta situación se trate de corregir y ellos puedan tener la tranquilidad necesaria en sus respectivas comunidades.

En la región Loreto existe una ordenanza regional nº 012 -2011- GOREL, sobre la prohibición de dragas en las cuencas de la amazonia. Con esto en el 2012 se logró destruir 11 dragas desde las comunidades aún con el riesgo que corrían y con el apoyo de la marina de guerra, sin embargo
ahora la marina no actúa a pesar que se entregaron las pruebas y las referencias del modo de operación que tienen. Es preocupante.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *