Mediante un documento, que lleva por nombre “Garantizar la vida, la seguridad y la paz social”, la Conferencia Episcopal Peruana se pronunció acerca de la excarcelación de Osmán Morote y Margot Liendo, miembros de Sendero Luminoso, quienes recuperaron su libertad el pasado 21 de abril, tras permanecer en prisión 30 años.

Es por ello que la Conferencia Episcopal hizo un llamado al Gobierno para que no deje desprotegida a la población, pues es su obligación “garantizar la integridad de la vida, el bien común y la paz social”.

“Como cristianos defendemos la justicia y la dignidad. Pero una justicia que tarda, cualquiera fuere la razón, no es justicia; por el contrario, ocasiona más daño”, expresaron.

Finalmente, se mostraron en contra de las organizaciones y grupos sociales que actualmente vienen promoviendo ideologías que aprueban y métodos que impulsan el terrorismo en nuestro país: y renovaron el pedido que hizo el Papa Francisco durante su visita al Perú: “Es el momento de unirnos y trabajar juntos por la vida, el bien común y la paz social”, agregaron.

 

Puede leer el comunicado completo haciendo click en el siguiente enlace:

Pronunciación de la Conferencia Episcopal Peruana



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.