Monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, junto a monseñor Pedro Barreto, primer vicepresidente de la misma, han sido convocados por miembros del ejecutivo para ser intermediarios en el conflicto de Las Bambas, en Apurímac.

Como se recuerda, la primera voz de la Iglesia en pronunciarse sobre el caso de las Bambas fue la prelatura de Chuquibambilla en la persona de su prelado, Monseñor Edinson Farfán (Iglesia de Chuquibambilla: “Exhortamos a la tranquilidad y que prime el diálogo”).

El pedido de mediación de parte de la Iglesia ha sido aceptado por la Directiva de la Conferencia Episcopal, pero con la condición de que: la minera MMG Las Bambas tenga intenciones de diálogo, el Gobierno formalice el pedido y que los comuneros también lo soliciten. De darse este acuerdo, se instalaría una mesa de diálogo en las próximas horas para tratar y buscar soluciones a este enfrentamiento.

Los encargados de acudir a cumplir esta misión en Cotabambas serían el presidente de la Conferencia Episcopal, Miguel Cabrejos; el primer vicepresidente, Pedro Barreto; y el segundo vicepresidente, Robert Prevost; además de un asesor eclesial.

“Si la Conferencia Episcopal interviene como mediador, el pedido tiene que ser de las tres partes o al menos de dos partes. El gobierno lo tiene que pedir formalmente, los comuneros lo tienen que pedir, de lo contrario no hay forma de intervenir. Y nos gustaría que la minera, al menos, esté dispuesta a dialogar”, precisó monseñor Cabrejos.

Cabrejos también indicó que para interceder es necesario que “se calmen los ánimos y exista pleno Estado de derecho”, lo cual significa respetar la institucionalidad, la no violencia y el diálogo; así como buscar la paz social, el desarrollo integral y el respeto al medio ambiente por parte de la empresa minera.

Al respecto, Efraín Rojas, hermano del presidente de Nueva Fuerabamba que se encuentra detenido, dijo que están dispuestos a tender puentes, pero agregó que no piensan hablar con el Ejecutivo hasta que no libren a sus dirigentes: “Mientras nuestros representantes estén presos, sigue el bloqueo de vías”, advirtió.

Por su parte, la minera MMG Las Bambas señaló, a través de la Consultora Apoyo, que siempre ha estado dispuesta a mantener el diálogo con cualquier actor que tenga la legitimidad para promoverlo.

Recordemos que la Iglesia Católica también ha intervenido anteriormente como mediadora en otros conflictos socio ambientales.

Fuente: La República



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.