El Tribunal Vaticano condenó a cinco años de prisión, además del pago de 5 mil euros, por “divulgación, transmisión, oferta y posesión” de material pedopornográfico (pornografía infantil) a monseñor Carlo Alberto Capella, exconsejero de la Nunciatura en Washington.

La condena de Capella se ha convertido en un hecho histórico, ya que el Tribunal de la Santa Sede nunca había procesado a nadie por pedopornografía, pues el delito fue recién introducido por el Papa Francisco en julio del 2013, en materia penal y de sanciones administrativas.

Es así que, avalados por el artículo 10 de esta ley -en la que se establecen sanciones para quienes produzcan o comercialicen material de este tipo- la Corte vaticana sentenció la pena máxima, tomando en cuenta el agravante de la enorme cantidad de material encontrado y difundido, pese a que el abogado del sacerdote negó que se haya divulgado.

En ese sentido, se dio a conocer que el sacerdote admitió todos los crímenes desde el inicio del proceso, luego de haberse encontrado fotos y videos de “niños en actos sexuales explícitos”; así como haber tenido indicios del intercambio de este material con otros usuarios en chats privados de la red social Tumblr.

“Los errores que he cometido son evidentes y los ubico en un periodo de fragilidad. Estoy disgustado porque esta debilidad mía afectó la vida de la diócesis, de la Iglesia y de la Santa Sede», exclamó Capella. Asimismo, dijo que quiere “seguir siendo útil para la correcta interpretación de los hechos” y “proseguir con el camino de rehabilitación”.

Finalmente, se supo que Capella será recluido en una de las celdas del cuartel de la Gendarmería vaticana, donde ha permanecido desde el 7 de abril (día de su arresto), luego de la investigación que comenzó en su contra en Estados Unidos. Sin embargo, según han relatado algunos medios, todavía queda la posibilidad de un proceso canónico para una eventual reducción al estado laico.

Fuente: Ecclesia



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.