El pasado 11 de julio, 16 comunidades indígenas del pueblo Waorani (Amazonía ecuatoriana) lograron un triunfo judicial histórico: ratificar la demanda de los pueblos indígenas para impedir la explotación petrolera en su territorio.

Y es que la Corte Provincial de Justicia de Pastaza negó la apelación presentada por los ministerios de Energía y Recursos No Renovables, y el de Ambiente al fallo del Tribunal de Justicia por considerar que existió “vulneración al derecho constitucional a la consulta previa, libre e informada” sobre el proyecto gubernamental de emprender actividades de prospección y explotación petrolera en el territorio de Waorani.

Según la sentencia de primera instancia, la consulta realizada por el Estado “no fue realizada con buena fe, pues se pretendió engañar a los consultados sobre el objeto y alcance de la misma, y su objetivo jamás fue negociar un consentimiento real e informado. 

De esta manera, el veredicto de la Corte protege 180 mil hectáreas de la perforación en la selva amazónica y reconoce el derecho de estas comunidades a ejercer autoridad en su territorio colectivo.

Esta decisión también deberá aplicarse para todas las demás comunidades indígenas afectadas por la denominada ‘Ronda Suroriente’ y sobre cuyos territorios se imponen 16 bloques petroleros, los cuales cubren más de 3 millones de hectáreas.

“Le hemos demostrado al mundo que la vida es más importante que el petróleo”, dijo Nemonte Nenquimo, líder de Waorani. “Unidos podemos proteger nuestra forma de vida, la selva amazónica y nuestro planeta de la destrucción”, añadió.

Fuente: SIGNIS ALC



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.