COMUNICADO

En las circunstancias actuales que vive el Perú, particularmente en la población de Fuerabamba y las comunidades cercanas, queremos reafirmar el valor insustituible del diálogo como camino seguro para solucionar los conflictos y alcanzar la paz y el desarrollo.

El diálogo, decía el Papa Francisco, “nos hace más ricos porque nos hace reconocer la verdad del otro, la importancia de su experiencia y lo que existe detrás de lo que dice, incluso cuando se esconde detrás de actitudes y elecciones que no compartimos”.

Habiendo recibido la invitación de las partes, la Iglesia Católica participa en este proceso de diálogo, buscando con transparencia, el bien común, la defensa de los derechos de todos los que han sido afectados por el conflicto de Fuerabamba y la paz social.

Los peruanos necesitamos vivir en un estado de derecho; donde haya justicia y se respete la dignidad y los derechos de cada persona, de modo especial del más débil. Al mismo tiempo, los peruanos debemos rechazar la violencia en todas sus formas y construir una comunidad que sea bendecida por la paz y la verdad.

Dialogar es apostar por la justicia y la paz. Dialogar es reafirmar nuestro compromiso con un Perú que crece y prospera.

Lima, 03 de abril del 2019



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.