El V Congreso Latinoamericano y Caribeño de Comunicación, V COMLAC, que concluyó el domingo 9 de octubre, en Asunción (Paraguay), expresó su solidaridad con los pueblos de América Latina que luchan por el derecho a la tierra, nacionalidad, salud, trata de personas y diversas formas de violencia.  En la declaración final se refiere de forma especial a la realidad de Paraguay, en donde el Estado sigue incumpliendo “la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que exige al estado paraguayo la devolución de las 14 mil hectáreas de tierras pertenecientes a las comunidades ancestrales SAWHOYAMAXA”, así como manifiesta preocupación por “la situación de los perseguidos políticos de Curuguaty; la persecución a las comunidades indígenas y campesinas de Guahory, distrito de Tembiaporá, departamento de Caaguazú”.

Además, en el texto conclusivo se expresa la solidaridad frente a la “marginación social del pueblo haitiano, el pueblo más pobre del Continente, en un llamado a la solidaridad en sus desafíos ante las tragedias producidas por fenómenos naturales”.

En la declaración final se constata “que hoy vivimos un proceso de crisis del sistema neoliberal, que se manifiesta en deterioros múltiples: pobreza, inequidad, exclusión, racismo, xenofobia, destrucción del ecosistema. Al mismo tiempo existe una crisis de gobernabilidad: promesas incumplidas, corrupción, narcotráfico, nepotismo, abusos y distancia entre el poder y los ciudadanos. Todo ello genera desencanto y frustración. Como dijo el Papa Francisco a los Movimientos Populares en Bolivia, hace más de un año, “queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos…

Para leer la Declaración Final del V COMLAC, descargar archivo Adjunto.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.