La Ciudad del Vaticano ha hecho público, el pasado 17 de julio, su compromiso para disminuir el consumo de plástico con el objetivo de convertirse para fines del 2019 en un espacio “libre de plástico”. Esto nace debido a las campañas que vienen desarrollándose en diferentes países del mundo, así como en la encíclica Laudato Si.

Según informó el portal oficial del Vaticano, los responsables del Servicio de Jardinería y de Limpieza Urbana del Vaticano ya han detenido la venta de plástico desechable. Con esta medida, se espera que de una vez se acaben todas las existencias de este material en el Estado para fines de año. 

Rafael Ignacio Tornini, responsable del Servicio de Jardinería y Limpieza Urbana, manifestó que este cambio de “mentalidad” ha requerido trabajar mucho en ello y que la clave estuvo en seguir la línea de Laudato Si’, la primera encíclica del Papa Francisco dedicada enteramente al tema de la ecología y el medio ambiente.

Cabe señalar que, de acuerdo a los datos ofrecidos por el mismo medio, el Vaticano ha alcanzado un alto nivel de reciclaje, ya que el 55% de los residuos se clasifican. Por otra parte, se ha marcado el objetivo de llegar al 70-75% en tres años.

Como se sabe, el Vaticano cuenta con menos de 1.000 residentes, sin embargo, son miles de empleados y turistas que generan más de 1.000 toneladas de basura al año.

Fuente: Zenit



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.