El Papa Francisco ha nombrado, el 5 de febrero, obispo de la diócesis de Osorno a monseñor Jorge Concha Cayuqueo, hasta ahora obispo auxiliar de Santiago y administrador apostólico de Osorno, y ha designado obispo de la diócesis de San Bartolomé de Chillán a monseñor Sergio Pérez de Arce Arriagada, hasta ahora administrador apostólico de esta misma diócesis.

Y es que, como se sabe, después de tres días de reflexión en el Vaticano (15-17 de mayo de 2018) sobre el abuso de poder y sexual cometido en las últimas décadas en la Iglesia chilena, los 34 obispos del país presentaron su renuncia al Papa Francisco.

Con estos nombramientos, serán seis las sedes vacantes de las 27 jurisdicciones eclesiásticas en Chile: Copiapó, a cargo de un administrador diocesano; y San Felipe, Rancagua, Valparaíso, Talca, y Valdivia, todas estas a cargo de un administrador apostólico. Por su parte, monseñor Celestiono Aós Braco tomó posesión el 11 de enero de 2020 como arzobispo de la Archidiócesis de Santiago, en la celebración de la Eucaristía, en la Catedral de Santiago.

Monseñor Jorge Concha Cayuqueo

Monseñor Jorge Enrique Concha Cayuqueo nació en Carahue, diócesis de Temuco, el 8 de junio de 1958. El 20 de diciembre de 1986 fue ordenado sacerdote, y en junio de 1996 obtuvo el Doctorado en Ciencias Sociales por la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, Italia.

Desempeñó diversas responsabilidades en su congregación y en parroquias de la arquidiócesis de Santiago. En el año 2011 fue elegido Ministro Provincial de la Provincia Franciscana de la Santísima Trinidad de Chile. En el año 2012 asumió como Presidente de la Conferencia de Ministros provinciales del Cono Sur (Argentina,Paruguay y Chile). En marzo de 2014 fue elegido como primer Vicepresidente de la Conferencia de Religiosas y Religiosos de Chile (CONFERRE).

El 14 de julio de 2015 el papa Francisco lo nombró obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santiago de Chile, recibiendo la sede titular de Carpi. Fue consagrado obispo el 29 de agosto de 2015 en la catedral de Santiago por el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago. Obispos co-consagrantes fueron mons. Alejandro Goic, obispo de Rancagua, y mons. Héctor Vargas, obispo de Temuco.

El 11 de junio de 2018 el Pontífice lo nombró administrador apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de Osorno, y el 5 de febrero de 2020 lo nombró obispo titular de dicha diócesis.

Monseñor Sergio Pérez de Arce Arriagada

El padre Sergio Pérez de Arce Arriagada nació en Quillota el 26 de agosto de 1963. En la congregación de los Sagrados Corazones profesó sus primeros votos el 2 de marzo de 1985 y fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1990 en Valparaíso.

Ha sido formador y asesor de diversos colegios y pastorales juveniles. Hasta 2018 estaba a cargo de la capellanía del Patronato SS.CC., y del templo Sagrados Corazones en Valparaíso. Fue Superior provincial de la Congregación entre 2005 y 2011.

Presidió la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile entre 2011 y 2014, período en el que integró el Consejo Nacional de prevención de abusos y acompañamiento de víctimas, organismo de la Conferencia Episcopal.

En 2018 fue nombrado en la provincia chilena SS.CC. como Delegado para la recepción de denuncias de abusos. El 21 de septiembre de 2018 el Papa lo nombró administrador apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de San Bartolomé de Chillán, y el 5 de febrero de 2020 lo nombró obispo titular de dicha diócesis.

Fuente: Zenit



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.