“Necesitamos poner nuestra cabeza, nuestro corazón y nuestras manos al servicio de la Creación”. Esta fue la oración que dio inicio a la celebración por los tres años de la publicación de la Encíclica del Papa Francisco “Laudato Sí”, donde aproximadamente 400 personas se vienen reuniendo en el Vaticano y uno de los puntos centrales es la degradación del medio ambiente.

Es por ello que el sacerdote comboniano, Dário Bossi, directivo de la red Iglesias y Minería llevó la voz de las comunidades afectadas por la minería hasta la Santa Sede: “La actividad extractiva, entre ellas la minería, hiere gravemente el vientre de la madre tierra. De manera irresponsable, depreda la naturaleza y amenaza a las comunidades, especialmente a aquellas que se oponen a esta agresión. Muchos de sus dirigentes acaban siendo criminalizados, perseguidos y hasta muertos”, aseguró.

Bossi enfatizó en la urgencia de implementar una Ecología Integral y asumir la defensa del mundo: “El grito que viene desde los pueblos es que debemos cambiar todo el sistema. No podemos ni siquiera arreglarlo un poco, tenemos que cambiarlo”; por lo que instó a todas las organizaciones sociales y países de todo el mundo a unirse a dicha tarea.

Asimismo afirmó que, a tres años de la difusión del “Laudato Sí”, se tiene incluso una mayor responsabilidad de seguir trabajando en todas las peticiones y requerimientos de la Encíclica: “Necesitamos legislaciones y normas a nivel internacional, nacional y local. Requerimos promover en el mundo un nuevo modelo de crecimiento y de vida, una nueva forma de vivir que tenga muy en cuenta los gritos de la madre tierra y los gritos de los pueblos”, agregó.

Finalmente, el padre Dário indicó que, del 7 al 10 de agosto, las comunidades afectadas por la minería en América Latina tendrán la oportunidad de dialogar con representantes de la Iglesia y buscar caminos solidarios de manera conjunta en la defensa de los derechos humanos y de los derechos de la madre naturaleza.

Como se sabe, la Encíclica es una reflexión sobre el cuidado de la creación, centrada en el planeta Tierra como Casa Común; la cual convoca a defender la naturaleza, la vida animal y las reformas energéticas.  

Fuente:  Iglesias y minería



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *