Desde 1948, el 7 de abril es el Día mundial de la Salud. Una fecha para formar la conciencia de las personas sobre la importancia de las enfermedades mortales que afectan al mundo y la necesidad de formar hábitos para evitarlas. En este año la conmemoración está dedicada a las enfermeras y parteras; sin olvidar la gran misión del personal sanitario en torno al tratamiento del Coronavirus.

Al respecto el presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, agradeció el trabajo del personal sanitario que atiende la emergencia del COVID-19 en todo el mundo. Así lo expresó en un video mensaje en el que asegura su cercanía espiritual a través de la oración en los momentos difíciles que vive el mundo y en el que se hace evidente la fragilidad humana, el dolor físico, emocional y espiritual que viven tanto las personas contagiadas como sus familiares.

“Expreso mi agradecimiento y reconocimiento sincero a ustedes los médicos, enfermeras, personal técnico y voluntarios de apoyo sanitario, que realizan la noble tarea de recibir, acompañar y en muchos casos devolver la salud. Es una tarea de inmensa caridad, misericordia y humanidad, que hacen visible las manos de Cristo, curando y sanando. Todos ustedes son los samaritanos de hoy, quienes, acogiendo al prójimo enfermo, expresan la ternura de Dios, atendiendo sus dolencias y poniendo en práctica los valores de la vida, la salud y la dignidad humana”, dijo.

Fuente: CELAM



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.