El portal Religión y vida publicó el pasado domingo 16 de febrero una entrevista realizada al cardenal Pedro Barreto y a monseñor Alfredo Vizcarra, obispo del Vicariato de Jaén. En ella hablan extensamente sobre sus impresiones y esperanzas sobre la publicación de la Exhortación Apostólica ‘Querida Amazonía’. A continuación, reproducimos la publicación completa:


“Esperanza, sueños, invitación y desafío a la acción evangelizadora para toda la Iglesia”, son los términos que emergen en los pronunciamientos de los Prelados peruanos, el Cardenal Pedro Barreto, S.J., Arzobispo de Huancayo, Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) y Vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y de Monseñor Alfredo Vizcarra, S.J., Obispo del Vicariato Apostólico de Jaén después de la publicación de la Exhortación Postsinodal del Papa Francisco: “Querida Amazonia”. El documento es la continuación del Sínodo Especial de Obispos celebrado en el Vaticano en octubre del año pasado sobre el tema: “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Cardenal Barreto: la Amazonia en el corazón del Papa

El Cardenal Pedro Barreto dialogando con nuestro colega, el Padre Manuel Cubías, recordaba todo el proceso sinodal que comprende la fase preparatoria del Sínodo de los Obispos para la Región Amazónica que se inició con la Visita del Santo Padre a Puerto Maldonado, Perú, en enero de 2018 y el sucesivo proceso de escucha a las poblaciones amazónicas que culminó con el documento de trabajo (Instrumentum laboris), el mismo que fue objeto de estudio, discusión y reflexión durante el Sínodo Amazónico, donde se habló de toda la problemática amazónica y se hicieron propuestas que fueron recogidas en el Documento Final del Sínodo, dijo que este es “un documento conclusivo – afirma el Arzobispo de Huancayo – que el Papa Francisco ha asumido plenamente en la Exhortación Apostólica Postsinodal”.

Una auténtica vida de fe comprometida con los más pobres

Para el Vicepresidente de la CEP, estamos en un momento muy importante en la Iglesia y “esta Exhortación habla no solamente de la problemática de la Amazonia, sino también habla de esta actitud fundamental de expresar el cariño de la Iglesia por los últimos, por aquellos que son de alguna manera los despreciados por la sociedad tecnocrática que vivimos y que sufren las consecuencias de este mismo sistema que pone en primer lugar el lucro por encima de la dignidad de las personas, de las culturas”. Lo más llamativo del Papa Francisco, subraya el Cardenal Barreto, es que habla de sueños, el sueño social, el sueño cultural, el sueño ecológico y el sueño también eclesial. “Estos sueños – puntualiza el Purpurado – expresan pues una mirada hacia el futuro inmediato y lógicamente nos motivará a todos el vivir una auténtica vida de fe comprometida con los más pobres, con los más humildes, comenzando por aquellos que son los descartables de la sociedad y todo esto impulsado por el amor a Jesús, un Jesús que vino a nosotros para darnos vida y vida en abundancia”.

La Exhortación no se entiende sin las propuestas del Documento Final

Asimismo, el Vicepresidente de la REPAM señala que, en el Documento Final se expresa unas propuestas que fueron aprobadas en su conjunto e individualmente por el Sínodo Amazónico. “Esto nos puede ayudar mucho porque el Papa en la misma Exhortación habla de la necesidad de asumir todos los contenidos del Documento Final. Por tanto – concluye el Cardenal Barreto – ‘Querida Amazonia’ no se entiende sin asumir también las propuestas del Documento Final”. Esto va ayudar mucho para entender algunas críticas que pueda hacerse a la Exhortación Apostólica, afirma el Purpurado, porque no toca temas que todos estaban muy preocupados durante el Sínodo, como el del sacerdocio de los hermanos casados. “El Papa asume plenamente este Documento Final y el mismo lo dice que no quiere añadir, ni repetir todo lo dicho y una prueba de ello – y el mismo Papa lo dice en la Exhortación – es que no va a citar el Documento Final porque de por sí, tiene ya el respaldo del Papa Francisco”.

Es la hora de la acción, como Iglesia al servicio de la humanidad

Finalmente, el Arzobispo de Huancayo dijo que, “estamos en una hora muy importante de esperanza, la esperanza de abrazar a todos los pueblos originarios amazónicos y desde ellos a todas las poblaciones originarias del mundo”. “Que Dios nos bendiga en este camino sinodal – invoca el Cardenal Barreto – que continúa con fuerza desde este discernimiento importante que toda la Iglesia tiene que realizar después de una atenta escucha del clamor de la tierra y del clamor de los pobres, es la hora de la acción, de la acción coordinada, consensuada, como Iglesia al servicio de la humanidad”.

Monseñor Vizcarra: un cambio de perspectiva

Por su parte, Monseñor Alfredo Vizcarra, Obispo del Vicariato Apostólico de Jaén, Perú, dialogando con nuestra colega del programa francés, Hélène Destombes, sobre la publicación de la Exhortación Apostólica del Papa Francisco dijo que, “ya el título es un cambio de perspectiva, creo que es necesario para nuestro mundo porque creo que nos hemos dejado invadir por una mirada demasiado economicista, funcional, que son cosas importantes, sí, pero si está vacía, sí no tiene profundidad, que debe partir desde el corazón, esto creo que es el aporte de la Iglesia, la llamada, la invitación y eso tiene que ver también con la ecología integral, tiene que ser esta vuelta hacia una mirada diferente más humana”.

Apostar por una mirada más humana

Para el Obispo jesuita, esta mirada más humana se fundamenta en la fe, “porque creemos en Dios, porque creemos en un Dios que es así, que es misericordia, que es samaritano, que es próximo, y eso es lo fundamental de toda esta Exhortación y de todo lo que hemos intentado reflexionar y decir en el Sínodo”. Pero al mismo tiempo, señala Monseñor Vizcarra, es importante no olvidarse de los pobres, de los últimos, de los descartados por la sociedad. “El Papa insiste tantas veces en esto, es el olvido de los que no cuentan, es este mundo del descarte, lo que es eficaz eso es lo que vale, lo que cuenta y en eso tenemos que apostar. Pero así nos estamos cargando el mundo, nos estamos cargando tanta población, tanta gente”. Entonces, agrega el Prelado, “debemos seguir trabajando en ese sentido, debemos seguir apostando a esta mirada a nuestra sociedad, al mundo y no cansarnos de seguir luchando, tocando puertas para que la gente, los que tienen poder de decisión sea político, económico, se den cuenta y dejemos los cálculos a un lado y pensemos más en cómo hacemos de este mundo, un mundo más habitable para todos”.

 

Tenemos que seguir avanzando siendo alegría del Evangelio

Finalmente, el Obispo de Jaén refiriéndose a la propuesta del Documento Final de ordenar sacerdotes a diáconos permanentes con familias bien constituidas dijo que, si esto no se refleja tanto en la Exhortación, no responde, no satisface las expectativas, “pues estamos en camino, yo creo que esto no son puertas cerradas, tenemos que seguir avanzando, reflexionando, viendo como seguimos organizándonos y como dije pues, a partir de ahí seguir profundizando”. Por ello, señala el Prelado, es muy necesario ir consolidando las comunidades, “es muy importante para que incluso todas la perspectivas de la Eucaristía, qué es fundamental, sea vivida desde una experiencia comunitaria más consciente, más sólida, sin decir que no lo esté siendo, pero creo que hay que avanzar en ese sentido”. Creo que tenemos que seguir avanzando, concluye Monseñor Vizcarra, intentando aportar lo que es lo nuestro, ser Buena Nueva, alegría del Evangelio cómo nos lo dice el Papa.

Fuente: Religión Digital



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.