El 05 de junio se cumplen 10 años desde que ocurrió el ‘Baguazo’, uno de los conflictos sociales más trágicos que ha vivido el Perú, ya que terminó con la vida de 34 personas (24 policías y 10 indígenas) y dejó más de 200 heridos, en el 2009.

El inicio del Baguazo

El enfrentamiento comenzó cuando, durante el segundo gobierno de Alan García, el Estado peruano declaró la venta de tierras forestales de la Amazonía a empresas internacionales privadas, en el marco de la ejecución del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU.

Al no haber consultado previamente con las comunidades indígenas sobre esta decisión que afectaba su cultura, derechos, territorios, creencias y formas de vida, los nativos awajún-wampís demandaron la derogación de dos decretos legislativos, pero no obtuvieron respuesta del gobierno. Como consecuencia, los pobladores de Bagua tomaron la carretera Fernando Belaúnde Terry.

Luego de estar más de 50 días bloqueando la carretera, el gobierno decide desalojar a los manifestantes y envía a las fuerzas policiales. Es así que el 05 de junio del 2009 se produce una lucha entre los nativos indígenas y la policía en la llamada ‘Curva del diablo’. El resultado fue 12 policías y 10 pobladores muertos.

Ese mismo día, en la ‘Estación 6’ de la empresa Petroperú, ubicada en el caserío Kuzu Grande, en el distrito de Imaza, 37 policías se encontraban cuidando las pozas petroleras. Según una publicación de IDL, hasta allí llegaron aproximadamente 1500 nativos, quienes trasladaron a todos los efectivos hasta un lugar de la carretera, donde fueron torturados y asesinados 11 policías; así como desaparecido el cuerpo del capitán Felipe Bazán.

La demora de los juicios

A raíz de esta masacre, se han entablado cuatro procesos judiciales por las muertes de las 34 personas y las lesiones que sufrieron los pobladores y efectivos policiales tras este enfrentamiento. Sin embargo, una década después, solo uno ha concluido.

El juicio de ‘La curva del diablo’ empezó en mayo del 2014. Dos años después, en septiembre del 2016, se declaró que los 52 imputados por la muerte de los 12 policías quedaban absueltos, pues la mayoría de los acusados fueron intervenidos sin condición de flagrancia. Según se dio a conocer, el proceso demoró por la cantidad de personas involucradas y porque fue necesario traducir los testimonios de los nativos durante todo el juicio.

Por otro lado, el juicio oral de la ‘Estación 6’ recién ha comenzado el 09 de enero del año pasado. 26 indígenas de las comunidades nativas awajún-wampís han sido enjuiciados por la muerte de 11 policías. Sin embargo, se ha informado que Pedro Tiwi Jempe, uno de los involucrados, falleció en el 2013, y otros tres pobladores han sido desvinculados pues se ha demostrado que el 05 de junio del 2009 no estuvieron ahí, sino en la ‘Curva del diablo’.

De esta manera, 22 indígenas vienen afrontando este proceso por los delitos de secuestro agravado, extorsión agravada, arrebato de armamento y municiones, así como disturbios. Para ellos, los fiscales superiores han pedido cadena perpetua.

Sin embargo, hasta la fecha el juicio de la ‘Estación 6’ se viene prorrogando porque Mercedes Cabanillas, ministra del Interior, y Yehude Simon, premier, durante el mandato de Alan García, no se han presentado a ninguna de citaciones en calidad de testigos, hecho por el cual se han tenido que suspender varias audiencias.

De acuerdo con Radio Marañón (Jaén), tanto Simon como Cabanillas han presentado documentos indicando que sus intervenciones las podrían hacer desde Lima a través de video, ya que no cuentan con ‘las garantías’ necesarias. Ante ello, el fiscal que lleva el caso, José Novoa Vásquez, ha aceptado que ambos rindan sus declaraciones vía teleconferencia.

La próxima audiencia se realizará el lunes 08 de abril a las 11:00 a.m. El fiscal declaró que en caso no se presenten a declarar desde Lima, serán llamados de grado o fuerza a Bagua.

Los otros procesos

A los casos de la ‘Curva del diablo’ y ‘Estación 6’, todavía hay que sumarle dos juicios restantes que todavía siguen en espera. Uno de ellos es el caso de los ‘Generales de la Policía Nacional’, en el que se acusa a cuatro oficiales que dirigieron el desalojo de la Curva del diablo y que tuvo como saldo 10 nativos fallecidos. Estos son José Sánchez Farfán (exdirector de la PNP), el comandante Luis Enrique del Carpio y los generales Luis Muguruza Delgado y Javier Uribe Altamirano.

Asimismo, está el juicio por la desaparición del mayor PNP Felipe Bazán, cuyo cuerpo no ha sido encontrado. En este caso, se ha pedido cadena perpetua para dos pobladores, sindicados como los responsables de su pérdida: Feliciano Cahuasa Rolín y Juan Cruz Cotrina.

Con respecto al Baguazo, también es importante señalar que hasta el momento ningún responsable político ha sido enjuiciado.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.