El Gobierno australiano ha presentado, este jueves 7 de mayo, un informe elaborado por la Comisión Real en el que se señala al cardenal George Pell como encubridor de abusos sexuales a menores.

Este es el siguiente paso de un proceso que parecía haber concluido el pasado 7 de abril, cuando el Tribunal Supremo absolvió al exministro de Economía del Vaticano del delito de abusos a dos menores en 1996, por el que un jurado le condenó a 5 años de cárcel, cumpliendo más de un año entre rejas.

El presente informe recalca ahora que el purpurado conoció casos de sacerdotes que abusaron de niños durante décadas y que evitó actuar. Este documento fue publicado en diciembre de 2017, pero quedaron pendientes de redacción más de cien páginas para no interferir en el juicio contra Pell, que se mantuvo bajo secreto de sumario.

La investigación revela que Pell conocía casos de abusos en su ciudad natal, Ballarat, y en Melbourne, donde fue arzobispo en la década de 1990. Según el informe, el cardenal australiano sabía acerca de las “infracciones de naturaleza sexual con menores” por parte de los Hermanos Cristianos a principios de la década de 1970, como señala Europa Press.

Asimismo, agregan que, en 1973, “el cardenal Pell no solo era consciente del abuso sexual infantil por parte del clero, sino que también había considerado medidas para evitar situaciones que pudieran provocar chismes al respecto”.

La investigación también sostiene que Pell estaba involucrado en el traslado de parroquia de Gerald Ridsdale, un sacerdote que está en prisión por abusar de más de 60 niños, durante 9 ó 10 meses en 1973.

Además, el informe señala que cuando Pell era obispo auxiliar de Melbourne en 1989, tenía “la capacidad y la oportunidad de instar al arzobispo a tomar medidas” contra un sacerdote pedófilo, pero “no lo hizo”.

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.