Luego de que el cardenal Pell y el arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, se convirtieran en los miembros de la Iglesia con más alto cargo en ser juzgados por abusos y encubrimientos por miles de casos de niños y adolescentes abusados, durante décadas en Australia, el Papa Francisco reafirmó su compromiso para luchar contra la pederastia.

Es por ello que el pontífice y el gobernador general de la Commonwealth de Australia, Peter Cosgrove, se reunieron para abordar la política de “tolerancia cero” contra los abusos en la Iglesia, la protección de menores y las personas vulnerables.

En este encuentro, ambos conversaron sobre el papel que cumple la Iglesia en la sociedad australiana, “reafirmando el compromiso de todos los componentes eclesiales”, según informó la Santa Sede.

Además se conoció que en mayo el presidente de la Conferencia Australiana de Obispos Católicos, Mark Coleridge, anunció que la Iglesia se unirá al plan de indemnizaciones para las víctimas de pederastia en Australia, una de las recomendaciones de la comisión que analizó la respuesta de las instituciones del país a estos abusos.

Por otro lado, también se tocó el tema de la migración y el cambio climático, tanto a nivel global como regional; así como “la situación social en el país y la cuestión de la paz y la estabilidad en toda la región del Pacífico y Asia”.

Fueente: Religión Digital



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.