El Proyecto de Monitoreo de los Andes Amazónicos (MAAP), por su siglas en inglés, alertó -el pasado 27 de agosto- que la Amazonía peruana atraviesa la temporada más alta de deforestación debido a la minería aurífera y a la agricultura a pequeña y gran escala.

Y es que en su último reporte, publicado el 23 de agosto, presentó los casos más alarmantes registrados en lo que va de 2020. Frente a esta emergencia ambiental, el MAAP recalca que es fundamental aplicar el monitoreo en tiempo real.

Los puntos amarillos, naranjas y rojos que aparecen en el siguiente mapa del Perú representan las zonas donde ya se han perdido bosques. El problema que está enfrentando la Amazonía peruana es alarmante.

Entre 2001 y 2019 se deforestaron 26.4 millones de hectáreas de bosque en cinco países de la Amazonía. La cifra se incrementa cada día en este año, pese a la pandemia que ha paralizado al mundo.

A continuación, se presenta los más casos críticos de deforestación de la Amazonía peruana provocados por la minería aurífera y la agricultura a pequeña y gran escala.

En el caso Pariamanu, en Madre de Dios, entre enero y agosto se ha deforestado 21 hectáreas de bosque primario a lo largo del río Pariamanu. Este crimen ambiental se ha producido por la minería. La Fiscalía especializada en Materia Ambiental (FEMA) recientemente realizó un operativo contra los mineros ilegales de la zona.

Por su parte, en Araza, en Puno, la minera ha deforestado 46 hectáreas, a lo largo del río Chaspa, en los primeros siete meses de 2020.

Fuente: Servindi

Foto: MAAAP



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.