Debido a la pandemia del coronavirus, santuarios de los 5 continentes se unirán al rezo del Rosario que el papa Francisco dirigirá el próximo sábado, 30 de mayo, a las 17:30 hora de Roma, desde la Gruta de Lourdes de los Jardines Vaticanos y que será transmitido en directo a través de los medios de comunicación.

Esta iniciativa es promovida por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización que tiene como tema ‘Asiduos y concordes en la oración, junto con María (Hechos 1,14)’.

Según informó este martes 26 de mayo el citado dicasterio de la Santa Sed, el encuentro de oración se celebra en la víspera del domingo de Pentecostés y tiene como objetivo “invocar la ayuda y el socorro de la Virgen María en la pandemia y para confiar al Señor a la entera humanidad”. Se pretende que las familias se unan a esta cita en la que las docenas serán recitadas por personas que representan a los colectivos particularmente afectados por el coronavirus.

Habrá un médico y una enfermera en representación de los sanitarios; una persona que ha superado la enfermedad y el familiar de otra que ha fallecido debido al Covid-19; un capellán hospitalario y una religiosa enfermera; un farmacéutico y un periodista, por aquellos profesionales que siguieron trabajando durante el cerrojazo; así como un voluntario. También se contará con una joven familia en la que nació un niño durante este período, como señal “de esperanza y de la victoria de la vida sobre la muerte”.

Según puede leerse en el comunicado del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el Papa pondrá a los pies de la Virgen “las muchas angustias y dolores de la humanidad, agravados ulteriormente por la propagación del Covid-19”. Con esta cita de oración, fijada al final del mes mariano, se pretende ofrecer una señal más “de cercanía y consuelo para quienes, de diversas maneras, han sido afectados por el coronavirus, en la certeza de que la Madre Celestial no desatiende las peticiones de protección”.

Los santuarios europeos que participarán en el momento de oración junto al Pontífice son: Lourdes (Francia), Fátima (Portugal), Czestochowa (Polonia) y San Giovanni Rotondo y Pompeya (Italia). En América se trata de: Inmaculada Concepción (Estados Unidos), Nuestra Señora de Guadalupe (México), Chiquinquirá (Colombia), Luján y Milagro (Argentina). Y los africanos Elele (Nigeria) y Notre-Dame de la Paix (Costa de Marfil).

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.